Spaten München

Desde la ciudad bávara de Múnich nos llega la cerveza de la pala (“Spaten” es lo que significa). De ahí el logotipo de la marca. Y si en el pasado habíamos reseñado su cerveza elaborada para la Oktoberfest, hoy vamos a comentar su “rubia” más básica.

Una Helles (llamada así o Lager Premium, dependiendo del mercado al que la quieran llevar), de color dorado, como una rubia bastante transparente, con mucha burbuja pero poca espuma (de consistencia leve, además). Visualmente no está mal.

Pero en nariz y boca no nos ha gustado demasiado, comparada con otras cervezas alemanas. Sí que huele como las cervezas de baja fermentación centro europeas: grano y lúpulo herbal, pero también un poco a piscina. Y el sabor es amargo y seco, pero deja un retrogusto algo agrio en el paladar que estropea el conjunto general.

Quizá es que su pertenencia al grupo Spaten-Franziskaner-Löwenbräu, que a su vez pertenece a Anheuser-Busch InBev, ha hecho que esta cerveza de 5,2% ABV sea demasiado “artificial” y apele al mínimo común denominador, pero no da la talla para nosotros.

“Mi opinión en un Tweet:” Una pala en el maletero, y enterrar todo lo que te sobre en un descampado. Nota: Insuficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario