Carta de Aromas: Plátano

En las catas, siempre insistimos en que es muy importante tener en la mente una buena “biblioteca” o “carta” de aromas u olores. Ya que el olfato no tiene un lenguaje propio (como la vista los colores o el oído las notas), hemos de recurrir a las comparaciones y recuerdos. Y es imposible saber si una cerveza huele a algo, si nunca antes hemos olido ese algo.

Así, en esta sección que inauguramos ahora, vamos a hablar de los olores más habituales en las cervezas, explicando por qué se originan y en que cervezas se suelen encontrar e invitándoos a probarlo, tanto en las cervezas como en su “fuente” natural.

Y en este caso, el olor a plátano se debe a un compuesto llamado acetato de isoamilo (o etanoato de isopentilo) que produce la levadura durante la fermentación, y que aumenta en mostos ricos en glucosa o cuando se siembra menos concentración de levaduras.

Se suele encontrar en las cervezas de trigo alemanas, ya que esta cepa de levadura de alta fermentación es muy dada a producir estos esteres. Para identificarlo, obviamente, os recomendamos beber este tipo de cervezas de trigo y comer y oler plátanos y bananas en diferentes estados de maduración (cuando más maduros, más intenso el olor).

I Jornada de Bloggers Cerveceros

Como anunciamos en nuestro facebook al subir el cartel de la jornada, hemos estado preparando junto con los organizadores de la II Feria Internacional de la Cerveza Artesana, una serie de actividades en un día dedicadas a los blogueros cerveceros.

Nuestra intención es animar a acercarse a la gente que escribe blogs, como nosotros, ofreciendo cosas que nos parecen interesantes para este público. Por ejemplo, la presentación y degustación de novedades directamente con los micro-cerveceros y una charla con ellos para mejorar la sinergia entre escritores y productores.

También, un taller en el que se tratarán temas importantes para quien desarrolla su labor en internet, como el posicionamiento SEO, Wordpress y Blogger y estrategias en Social Media. Y, además, una mesa redonda guiada pero abierta tratando posibilidades de colaboración, ideas que han funcionado, u otros temas.

Así que si escribes en uno de los casi 100 blogs sobre cerveza en activo actualmente en España, ya sabes que debes apuntarte la fecha del sábado 11 de octubre, para ir al Iradier Arena de Vitoria-Gasteiz, a la II Feria Internacional de la Cerveza Artesana. Y si no tienes un blog, también puedes acercarte a la feria (e incluso inscribirte en las actividades). Pregúntanos.

1795 Original Czech Lager

Esta, aunque su nombre ahora no lo indique, sería otra Budweiser que podría entrar en la competición que ya hicimos, ya que tanto su antiguo nombre (1795 B.B. Budweiser Bier) como la fábrica (Budějovický Měštanský Pivovar), lucen con orgullo el estandarte de la ciudad de Bohemia donde se fabrica: České Budějovice.

Y, claro es una Pilsner checa muy clásica, con su color de rubia al cien por cien, oro claro y brillante, su espuma blanca y de medio tamaño y su burbuja fina y moderada. Algo que, servido en su vaso de cristal (que no de barro), hace entender la popularización de este estilo.

El aroma inicialmente es a lúpulo (también clásico y obviamente checo: Saaz), pero enseguida torna a maltoso. Una mezcla entre prado y maltería que invita a beber. Y en boca es ligera, equilibrada y agradablemente amarga.

En fin, una cerveza muy agradable y fácil de beber, que sirve tanto para refrescar el gaznate sin más pretensiones, como para disfrutar paladeándola. Y que tiene 4,7% ABV, con lo que puedes beber un par sin problemas.

“Mi opinión en un Tweet:” Da gusto la tradición checa. Hacen cervezas que no cansan. Nota: Bien.

Ganadores de la Camiseta Exigente

A partir de hoy, habrá cinco afortunados que podrán ir orgullosos a beber cerveza en las ferias y bares, sabiendo que, si el producto no cumple un mínimo de exigencias, podrán abrazar al vendedor e irse, porque YA se lo habían avisado, gracias a esta camiseta.



Y, como pedíamos que nos contasen por qué la querían e íbamos a elegir las que más nos gustasen, os dejamos con los ganadores y sus argumentaciones. Y los winners son…

Julio Sánchez, de Salamanca, que dice “Yo quiero la camiseta, aparte de para lucirla en las ferias y cuando salgo de cerveceo, para dentro de unos años acordarme de los inicios de la cerveza artesana en España, y de cómo poco a poco los consumidores empezaron a conocer el producto y a no dejarse engañar, y de cómo los productores se profesionalizaron hasta que prácticamente olvidamos lo que eran esas cervezas de estilo indefinido con un dedo de poso, y las cervezas en mal estado pasaron a ser algo anecdótico. Estoy convencido de que algún día llegaremos a ese punto, pero de momento la camiseta es bastante útil. ¡Un saludo, jardineros!”

Daniel Angeriz, de Cádiz, que afirma “Quiero la camiseta!! Y cuando algún representante de Damm me pregunte donde la he conseguido, decirle que me la han dado unos costureros artesanales de garaje. Fuera de coñas, lo que pone ahí, es totalmente cierto, y queremos pagar por lo que realmente pedimos y en optimas condiciones, la camiseta ayudará a entender a los camareros , sobre todo con lo del dinero del Monopoly, jeje”

Raúl Sánchez, de Ripollet, que quiere la camiseta “para llegar a alguna tienda y sacar pecho cuando me digan: esta stout de 25 € de Mikkeleker-eker-eker está de coña, aunque a lo mejor no acabas de entenderla”

Pablo Gutiérrez, de Bembibre, que “Sería mi camiseta de ferias, esta camiseta que todo mal elaborador odiará y todos los buenos amarán. Será la camiseta que hable por mi cara en muchas ferias y me abstenga de probar mentiras. Aquellos elaboradores que reciban los Gutieuros (mi propia moneda) entenderán por fin su significado. Aquellos que reciban ese abrazo mirarán la camiseta y pensarán en todas las mentiras contadas... ¡Maldición, está hecha para mí!”

Ilse Wouters, de Madrid, que la quiere “¡¡Porque me niego a pagar por ser conejillo de indias!! Hay un montón de cervezas buenas en mi país (Bélgica) y las ferias de cerveza (ni siquiera hablo de cerveza "artesana", hablo de cerveza buena y bien hecha por profesionales) en Bélgica siguen siendo un modelo a seguir y aquí estoy, pagando caro cervezas artesanas (de todo tipo) españolas y yendo a ferias españolas... ¡a veces incluso pienso yo que me estoy buscando disgustos ;-) ¡Entonces, para llevar la camiseta en todas las ferias españolas... para avisar a los que todavía no me conocen! ;-)”

Y con esto, queda cerrado este concurso, y despedimos la temporada de regalos hasta después del verano. Esperamos ver las camisetas por las ferias. No te preocupes si te has quedado sin ella, nos sobran algunas y las pondremos a la venta, así que si las quieres, escríbenos. Y a los ganadores de estas cinco, enhorabuena. Esperamos vuestros datos y talla por privado. ¡Salud!

The Beer Sun (25)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Ay, madre mía, que calor hace estos días. Me bebería todos estos enlaces sobre cerveza.

Sábado Cervecero Animado (3)

Venga, vamos a animarnos, que es sábado, es verano, hace bueno, y todo esto junto nos invita a beber cerveza (como si necesitásemos alguna excusa, jejeje).

Pero, aunque apriete la sed, bebed con moderación y saboreando la cerveza, que es mucho mejor que engullir o deglutir a lo loco, como hacen estos especímenes de los GIFs.




Sierra Nevada Torpedo Extra IPA

La cerveza que va a ocupar la entrada de hoy es una de la India Pale Ale americanas más conocidas. Desde Sierra Nevada (no la de Granada, sino la de California) nos llega esta Torpedo, que recibe su nombre del cañón de lúpulo que usan para hacerle el dry-hopping y dotar a la birra de aromas sin añadirle más amargor.

Así, esta cerveza de color naranja sanguina o cobrizo oscuro y que tiene una cabeza media de espuma esponjosa que se reduce rápido, destaca sobre todo en su aroma. El olor es muy intenso y complejo a lúpulo. Huele cítrica, resinosa, herbal y floral. Lo tiene todo, gracias a la combinación de Magnum, Crystal y Citra.

En boca es amarga, claro, pero equilibrada. Sus 65 IBUs tienen una adecuada base de malta detrás. Y el aroma los supera y dota de sentido… si está joven. Porque esta es una cerveza de la que hemos repetido en varias ocasiones y es una de las que más diferencias hemos notado. Cuando mantiene el frescor de su aroma, es una delicia. Cuando este ya no es tan agradable, un estropajo.

Asi que si vas a beber esta American IPA de 7,2% ABV, lo primero que te aconsejamos es que mires la fecha de consumo preferente. Y (aunque no se haya pasado) sólo con que esté cerca, mejor pídete otra cosa, que si no no será lo mismo. Además te aconsejamos beberla en vaso de pinta y maridarla con carnes guisadas o queso maduro.

“Mi opinión en un Tweet:” Si hablamos de cerveza, no es pedofilia por preferirlas muy jóvenes. Nota: Sobresaliente.

Lúpulo: Simcoe

Hoy vamos a hablar de un lúpulo muy a la moda: el Simcoe. Es un lúpulo moderno, patentado (y registrado) en el año 2000 por los norteamericanos de Yakima Chief Ranch y muy usado en las India Pale Ale actuales.

Se considera un lúpulo de doble propósito. Esto significa que, aunque es aromático y sabroso, su elevado contenido en alfa ácidos (entre el 12 y el 14 por ciento) hace que también sea muy adecuado para dotar de amargor a la cerveza.

Es un lúpulo bastante complejo, con matices muy variados, aunque los predominantes son pino y notas herbales, también tiene presencia de fruta tropical o matices a tierra. Por eso lo utilizan tantas cervezas.

Está, entre otras, en la cántabra Dougalls 942, o en su nueva IPA nº 1, también en la Domus Aúrea, o en muchas cervezas de los escoceses de BrewDog, de las que vamos a destacar dos que lo usan en exclusiva (lo que viene a ser una monovarietal): La Hoppy Christmas que hiceron en navidades y su Black IPA, la Libertine Black Ale.

Old Engine Oil

Esta cerveza de Harviestoun Brewery se autodenomina una Porter, pero bien podría ser una Oatmeal Stout. ¿Por qué? Pues porque, como ellos mismos presumen, tiene 6% ABV, cebada tostada y avena.

Y es negra, súper espesa y densa, 100% petróleo (o aceite viejo de motor, como indica su nombre). La espuma es marrón, muy espesa y pegajosa, pero de consistencia leve y que desaparece rápido.

El aroma es de intensidad leve, pero con notas ahumadas y aceitosos que le dan, juntos con las notas cafetosas generales, bastante atractivo. En boca es amarga e intensa, con mucho café, toffe y chocolate oscuro. Además de densa y cremosa.

Vamos, que, excepto la etiqueta, en la que pone “Porter”, todo lo demás de la cerveza nos dice “Oatmeal Stout”. ¿Vosotros la habéis probado? ¿Qué opináis?

“Mi opinión en un Tweet:” Tanto si es un estilo como si es otro, está muy rica, eso sí. Nota: Sobresaliente bajo.