Kirin Ichiban

Si, como a nosotros, os encanta el sushi, es posible que hayáis caído en la tentación de comprar alguna cerveza “japonesa” para acompañarlo. Y esta, al ser una de las tres más conocidas (y consumidas -otra es esta-) ha tenido muchas probabilidades de ser la elegida.

Vamos a hablar de la cerveza rápidamente (ya que es una rubia más, hecha para dar lo que se espera de ella): color oro claro, burbuja grande, espuma media, olor leve y sabor ligero y amargo. Algo por lo que no deberías pagar lo que en muchos casos te van a pedir.

Pero, como curiosidad, fijaos en la botella. Ya que uno de los principales productores de esta cerveza para el mercado europeo es nada menos que la Staatsbrauerei Weihenstephan. Y al hacerla en Alemania, no usan arroz ni maíz, así que esa versión es 100% malta. Y algo más sabrosa que las otras.

Por lo demás, esta cerveza de 5% ABV (propiedad de Mitsubishi) supuestamente elaborada con el primer mosto no destaca sobre los cientos de rubias que se fabrican en cualquier parte del mundo, coman sushi o no (y, además, sabéis que con sushi notros recomendamos las stouts).

“Mi opinión en un Tweet:” La puedes encontrar como “exótica”, pero no lo es tanto. Nota: Suficiente.

Debate: Participación de las Grandes en las Micros

Un tema que está muy en boca del sector últimamente es la participación y compra por parte de las grandes cerveceras (nacionales o internacionales) de las micros artesanas. Bien entrando en el accionariado o bien absorbiéndolas enteras.

Seguro que lo habréis visto (y opinado) en las redes sociales últimamente. De Molen, Founders, Birra del Borgo, Nómada, etc. Cerveceras craft con prestigio recibiendo inyecciones fuertes de capital. Difícil negarse, ¿no? Pero queremos saber qué opináis vosotros. ¿Os parecen bien estas compras o no?

Nosotros ya hemos opinado en otras ocasiones, pero igual que os animamos a usar este espacio para dejar vuestra opinión, lo repetiremos: Cualquier cosa que, al aumentar la inversión, repercuta en una mejora del producto y su estabilidad y consistencia, así como en una mejor distribución y por ende un abaratamiento de su precio de venta nos parece una buena noticia.

Claro que preferimos saber dónde y en manos de quién acaba el dinero que invertimos en cerveza (no a nivel de bolsa, sino de bolsillo y pagar la ronda), y que por motivos económicos, sociales y políticos podemos sentir más simpatía por las pequeñas cerveceras independientes y cercanas. Pero a nivel de producto y su relación calidad/precio, no nos importa si una macro compra a una micro. Es más, lo más probable es que cierta profesionalización sea buena para todos. Y ahora, tú, ¿qué opinas?

The Beer Times (171)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Volvemos desde Villanueva de la Serena y, los que no conducen, leen mientras la revista dominical de los enlaces sobre cervezas.

Hoy, Cervegarte en Villanueva de la Serena

Retrasmitiendo en directo desde la I Feria de la Cerveza Artesana de Villanueva de la Serena (Badajoz), donde hoy nos encontramos. Bueno, no: ni retrasmitiendo (porque esto está escrito) ni en directo (porque lo dejamos programado ayer).

Pero sí es verdad que estamos aquí, bebiendo de estas cerveceras presentes, y que te animamos a venir a tomar algo y saludar e invitarte a unas rondas. Si no vienes (y nosotros no vamos muy perjudicados) te lo contaremos en nuestras redes sociales.

De Struise St. Amatus 12

La cervecera belga del avestruz (de la que últimamente parece que vemos menos cosas por España) nos gusta desde antes de visitar su fábrica en Oostvleteren. Por eso, aunque haga tiempo que no la veamos (pero tenemos una guardada en la despensa) queremos recomendaros esta cerveza de estilo cuádruple de abadía, bautizada en honor del santo de dicha localidad.

Como buena Abt 12, es de color marrón oscuro casi negro, densa y opaca, con una cabeza media de espuma color beis, buena persistencia y burbuja grande. El aroma es fuerte, con un toque vinoso y duro en nariz.

En boca es intensa, con inicio dulce, mucho sabor a frutos secos (nueces) y final amargo. También se distinguen notas de regaliz, vainilla, jerez (porque por lo que se ve está madurada en barrica –de whisky-) y frutas pasas.

Buen cuerpo y textura. Compleja en nariz y en boca, y con un toque moderno frente a las Quadrupels clásicas. Vamos, que esta cerveza de 10,5% ABV bien merece la pena y es ideal para acompañar un buen plato de carnes rojas.

“Mi opinión en un Tweet:” Un santo del este, más moderno que su hermano trapense. Nota: Sobresaliente.

Macro Multinacionales Cerveceras (3): Heineken

Seguimos el repaso a las grandes macro multinacionales cerveceras que se reparten el grueso del pastel del consumo de cerveza en todo el planeta. Si ya habíamos repasado la fusión entre Anheuser-Busch e InBev, ahora vamos a acercarnos a Europa y conocer un poco sobre Heineken y todo lo que hay detrás.

Heineken, como cervecera, empezó en Ámsterdam, fundada por Gerard Adriaan Heineken en 1864. Y fue creciendo de manera normal, hasta que en la segunda mitad del siglo XX empezó a comprar a sus rivales. Amstel, por ejemplo, cayó en 1968.Más adelante, junto con Carlsberg (de la que ya hablaremos también), compró parte de Scottish & Newcastle en 2007 (a la que, por cierto, pertenecía el grupo Alken-Maes).

También forma parte de Heineken la cervecera mexicana FEMSA (con un 20% de las acciones) con las cervezas de Cuauhtémoc Moctezuma. Y siguen moviéndose, ya que actualmente han adquirido la mitad de Lagunitas Brewing Company, una craft norteamericana.

En España ha tenido mucha actividad, ya que ya en 1984 compró la cervecera El Águila (renombrándola paulatinamente y transformándola finalmente en su Amstel), y en el año 2000 compró el grupo Cruzcampo, que pertenecía previamente a Diageo (o sea, Guinness, de los que también hablaremos, claro).

Así, y por resumir las principales marcas que posee Heineken como macro-empresa: Heineken (obviamente), Amstel, Affligem, Desperados, Cruzcampo, Birra Moretti, Sagres, Sol, Tecate, Żywiec, Krušovice, Pelforth, Tiger, Murphy's, Newcastle, Mort Subite o Judas. También posee la marca Foster’s (pero sólo en Europa, en el resto del mundo es de SABMiller).

Y, desde 2002, posee la mitad (bueno, un 49,9%) del Brau Holding International, que es dueño de Paulaner, Hacker-Pschorr, Kulmbacher y otras. Y, obviamente, aparte de todo esto, tiene los derechos de distribución de otras marcas, aunque no sean plenamente de su propiedad. Son las que podemos ver habitualmente en los típicos bares “irlandeses”.

Una empresa compleja y con intereses en todo el mundo, con multitud de cervezas de todo tipo (y mucha preferencia por las lagers “locales”) y que entra en el top 3 de Macro Multinacionales Cerveceras por derecho propio.

Decálogo para ir a beber a Praga

Entre todas las ciudades del mundo, Praga es posiblemente la mejor para beber cerveza. Además de gozar de gran tradición y calidad, el precio roza lo ridículo y existen grandes bares a decenas. Para no perderse, ofrecemos este escueto pero conciso decálogo. No tocamos solamente cerveza sino otras cosas accesorias como la comida. Como hemos dicho no es un decálogo extenso, y se pueden aportar muchas cosas. Pero creemos que puede ser útil. Antes de empezar con el decálogo propiamente, una recomendación preliminar:

0. ¡Id a lo checo! Porque IPAs, APAs, cervezas belgas, cervezas extremas, sours y demás ya las podréis probar por aquí. Pero las lagers frescas, algunas de ellas sin filtrar, que podemos encontrar ahí no hay manera de probarlas fuera del país. ¡Aprovechad! Seguramente no echaréis de menos a las otras, creednos.

Bien, tras esto, vamos al tajo con el decálogo:

1. La bebiblidad como bandera. Todos -o casi todos- hemos oído el concepto "bebible". Hay cervezas que entran mejor que otras, y en general ningunas mejor que las checas. Preparaos a tener ganas de beber mucho.

2. Uno de los "factores cogorza" más bajos. En EJDL llamamos "factor cogorza" a la relación entre la borrachera y la cantidad bebida. Las lager checas suelen oscilar entre el 3 y el 5 por ciento de alcohol en volumen. Podréis beber mucha cerveza sin acabar arrojando efluvios gástricos en una esquina mientras vuestro amigo de confianza os aguanta la frente.

3. Decid no a la sopa de ajo. La sopa de ajo es un plato tradicional. Así pues, está en muchas cartas. En la mayoría de sitios echan ajo crudo a espuertas, que os va a destrozar las papilas gustativas. Al pegar un trago no solamente no notaréis el sabor de la cerveza sino que os va a picar la boca y la garganta cosa mala.

4. Grados Plato. En muchas de las cervezas que venden ahí no se indica el contenido alcohólico sino que se indica la densidad inicial. Podéis aproximar (esto es muy poco científico) el contenido alcohólico multiplicando los grados plato por 4 y luego dividiendo por 10. Redondead hacia abajo y el alcohol seguramente se acercará. Así pues, una cerveza de 10º tendrá seguramente entre 3,5 y 4 por ciento de alcohol en volumen.

Thwaites 13 Guns

Desde el Reino Unido y bajo el sello “Crafty Dan” nos llega una cerveza estilo American IPA que, ya desde su nombre, quiere homenajear a las 13 colonias originales que declararon su independencia en 1776 y formaron los Estados Unidos.

Y, para ello, usan lúpulos americanos (Centennial, Citra, Amarillo, Apollo, Chinook y Kotatu) y un poco de centeno. El color rojizo anaranjado, con tonos de caramelo, viene dado por las maltas. La espuma es esponjosa y pegajosa, media y de persistencia buena.

El aroma es intenso a lúpulo (como no podía ser menos), pero con un carácter leve y tropical, junto con notas de pino y uva y algo de malta. En boca es amarga, pero con mucho cuerpo maltoso y un final seco, especiado y picante.

Tal vez no tenga la intensidad que tienen las American IPAs hechas en los EEUU, pero tiene perfectamente cogido el sabor americano en una cerveza de sólo 5,5% ABV, cosa que es muy de agradecer. Y mucho más equilibrada.

“Mi opinión en un Tweet:” Cañonazos americanos, aunque no ametralladoras M-60. Nota: Notable.

Estadísticas: Consumo medio mensual de Cerveza

Tras el éxito (y lo interesante) de la consulta sobre vuestro gasto medio mensual en cervezas y sus conclusiones, la semana pasada propusimos la encuesta sobre consumo medio de cerveza (en volumen, por persona y mes) y hoy toca sacar las conclusiones y estadísticas de los resultados.

Con más de 100 participantes, volvemos a creer que los datos son extrapolables. Y así, podemos ver que la mayoría de nuestros lectores, un 42%, consumen entre 10 y 20 litros al mes. Un 37% beben menos de 10 litros mensuales. Y en el otro extremo, el 12% de nuestros lectores consumen más de 25 litros (hay muchos que beben uno al día).

Según nuestros cálculos (aproximados) la media de consumo entre los que leéis esta web sería de unos 14 litros al mes. O sea, 168 litros al año. Más del doble de la media de consumo de cerveza por habitante en España (unos 75 litros) y superando incluso a los checos (en torno a 150 litros). Pero es que, de nuevo para asombrarnos, si extrapolamos y sumamos todo lo que beben los lectores habituales del blog, ¡supera el millón de litros anual! (Que suena a mucho, y es mucho, pero no llena ni media piscina olímpica, oye).

Y, como extra, uniendo los datos de las dos encuestas que hemos hecho este mes (la de gasto y la de consumo), podemos calcular que el precio medio que pagamos por la cerveza que bebemos es de 5,75 euros el litro. ¡Está claro que no bebemos latas de marca blanca, precisamente!