Mongozo Buckwheat White

Cada vez hay más demanda de cervezas especiales, como las de comercio justo o las ecológicas. Algún nicho de mercado, como las personas celíacas o intolerantes al gluten, también está empezando a interesarse por cervezas más allá de las clásicas pale lager industriales. Hoy hablaremos sobre una cerveza sin gluten elaborada con trigo sarraceno – en inglés buckwheat (Fagopyrum Esculentum)-.

Esta cerveza (ecológica y de comercio justo) de cuerpo muy ligero es de color pajizo turbio. Apenas retiene la espuma, y es bastante gasificada. Está aromatizada con cáscara de naranja y hierbas (entre ellas la semilla de cilantro). ¿Se notará? Ya os lo avanzamos: sí.

En nariz destacan por encima de absolutamente todo la naranja y el plátano. Parece que estemos oliendo una macedonia. En boca la cosa es más exagerada: sabor a piel de naranja a cascoporro, algo de plátano y un fondo herbal. El lúpulo ni está ni se le esperaba -ni tan siquiera en amargor-.

Desde el blog aplaudimos efusivamente este tipo de cervezas, que suponen un coste más elevado y por lo tanto más riesgo para el productor. Esta Belgian Wit de 4,8% ABV concretamente se deja beber muy bien, aunque su exceso de cítrico puede que eche para atrás a algunos.

“Mi opinión en un Tweet:” ¿Cerveza o refresco de naranja? Quizá ambas. Nota: Bien alto.

Lúpulo: Galena

Este lúpulo es de origen americano, desarrollado en Idaho a partir de una polinización abierta de Brewer´s Gold en 1968, aunque no fue liberado hasta 1978.

Tiene un alto contenido en alfa ácidos, entre un 10 y un 14%, los cuales se conservan bastante bien durante un largo periodo de almacenamiento. Por ello, se usa por el amargor que le aporta a la cerveza, que se compensa con aromas de frutas dulces de forma bien equilibrada.

Suele encontrarse en cervezas de estilo Ale, tanto americanas como inglesas: Porter, Stout y, por supuesto, Bitter. Tiene una buena combinación y sustitución con los lúpulos Chinook y Nugget, por tener características similares.

Lo podemos encontrar, por ejemplo, en la cerveza XXXX Wrasslers, una Dry Stout con aroma a café y el amargor característico y limpio al que nos referimos.

Entrevista: Otger Campoy, Botella de Plata CHB 2015

Continuamos las entrevistas a los primeros clasificados de la tercera edición del Concurso Homebrewer EJDL, con la realizada al ganador de la Botella de Plata y Mejor Cerveza de Estilos Británicos, que no es otro que Otger Campoy, de Barcelona, con su cerveza IPA, SHIVA Fruit.

El Jardín del Lúpulo - Empieza contándonos un poco sobre tu origen cervecero. ¿Cómo empezaste a beber cerveza, y cuándo y por qué te decidiste a empezar a elaborarla en casa?

Otger Campoy - Pues mi origen cervecero se remonta a la "Era Pre-Craft", cuando encontrar una Grimbergen o una Franziskaner en un bar era todo un acontecimiento. Me tiré muchos años frecuentando los típicos pubs "irlandeses" con el deseo de conocer la cerveza de verdad. Cuando me di cuenta de que me habían estado engañando durante años con refrescos de arroz y cebada, decidí investigar y empezar una cura de "desintoxicación". Ya llevo mucho tiempo "rehabilitado" y no he tenido "recaídas", a día de hoy solo bebería una Estrella, maniatado, con embudo y a la fuerza...jejeje. Me prima la calidad a la cantidad.
Pienso que hubo un punto de inflexión, en mi evolución cervecera, en el que cambié la frase "ponme una cerveza" por la de "¿qué cervezas tienes?", aunque sea en el bar Manolo, ¡por probar que no sea!... Es el inicio de la curiosidad. La apertura de la cervecería "4pedres" en mi ciudad natal ayudó a alimentar esa curiosidad también. Esa misma curiosidad fue la que me empujó a interesarme por el proceso de elaboración.
Vivo y trabajo con mi familia, en una finca agroecológica. Estuvimos un tiempo barajando la posibilidad de plantar vides y hacer vino, ya que en la finca había unas cuantas barricas de vino antiguas y espacio para la plantación de distintas uvas. Pero el destino me trajo un curso de homebrewing a 15 minutos de casa, lo pasamos genial, aprendimos algo nuevo y conocimos gente maja y eso hizo que nos replanteáramos las cosas de otra manera, enfocados a la cerveza e ilusionados por ello. Lluis, mi maestro-sensei jugó un papel importante, despertando nuestro interés con humor y buen rollo. Veía más factible poder hacer una buena cerveza que llegar a tener algún día un buen vino, me parece más complicado y más que nada, en casa preferimos la cerveza al vino.

¿Qué supone este concurso y este premio para ti?

Beer Geek Breakfast

Hoy vamos a comentar una de las cervezas más conocidas de la marca danesa errante Mikkeller, su (Imperial) Oatmeal Stout con café, a la que consideran todo un desayuno (como para no) friki, y que luego les sirve de base para mil y una variaciones.

Pero aquí hoy vamos a hablar de la versión básica (en la despensa tenemos alguna de sus “hermanas”, así que ya las comentaremos más adelante). Obviamente, es una cerveza bien oscura, negra (por el uso de cebada torrefacta) y se acompaña de una corona de espuma marrón, escasa y liviana.

El aroma es, como cabe esperar de algo que se acerca a “Imperial”, intenso a alcohol, café y licor de chocolate. En boca es fuerte y amarga, con notas ahumadas persistentes y de nuevo, mucho café.

Vamos, que te pone en marcha quieras o no. Y es que, con sus intermedios 7,5% ABV, esta cerveza es ideal para el desayuno o la sobremesa. Mejor la sobremesa, y en copa de coñac, por supuesto, pero oye, quien sabe, hay mucho geek suelto por ahí.

“Mi opinión en un Tweet:” El desayuno de los campeones, pero con moderación. Nota: Notable alto.

Debate: Apps y Webs de Valoración

En los últimos meses hemos visto varias discusiones en redes sociales sobre cómo se valoran y por qué las cervezas en aplicaciones (como Untappd) o páginas web (como Ratebeer). Muchos somos los que las usamos, y, como somos muchos, pues hay de todo.

Nosotros, personalmente, no las seguimos a pies juntillas (mientras que tenemos amigos que confían en Filmaffinity como si fuese un dios). Pero reconocemos que a veces son útiles para hacerte una idea aproximada de qué esperar sobre una cerveza que no conoces.

Pero claro, son un arma de doble filo, sobre todo para los implicados en el negocio. Y así se ve de vez en cuando, ya que a menudo se quejan por el trato que reciben sus cervezas.

Y, puestos ya en situación, planteemos la pregunta de este debate: ¿Son las apps y webs sobre ratings de cervezas favorables o perjudiciales para el profesional cervecero? ¿Se utilizan correctamente por su parte? ¿Qué opináis?

The Beer Times (123)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

La primavera está viniendo llena de birras, y el periódico lleno de enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (10)

Este sábado os animamos a preparar la comida con la gracia e irreverencia que caracteriza a los jardineros aquí presentes. Decimos eso, porque conocimientos culinarios tenemos los mínimos. Apenas sabemos cocinar. Y todos saben que limpiar se nos da aún peor. Pero hoy os vamos a enseñar a preparar la comida al estilo EJDL.

Lección 1. “Cómo freír una cerveza”. Lo primero es probar los ingredientes, claro. Luego, se echa la cerveza en la sartén, al fuego. Después se le da la vuelta (con hilarantes resultados, desde luego). Y por último, se llama para pedir comida a domicilio, y te abres otra cerveza. Véanlo:

Adnams Jack Brand Innovation IPA

Fabricada por inglesa Adnams, ya conocida y apreciada por los jardineros, hoy hemos probado una de las cervezas que fabrican de forma continua: la Innovation IPA. Esta cerveza ha ganado algunos premios como el World Beer Awards en 2008 entre otros, por lo que, de entrada, promete.

La espuma que se genera al servirla es buena y, aunque se reduce sensiblemente, se queda una fina capa que le da un aspecto apetecible. El color de la cerveza es amarillo con tono dorado-ámbar, muy adecuado de este tipo de cervezas.

Los lúpulos con los que se elabora son Columbus, Boadicea y Stryian Goldings, procedentes de Eslovenia, Inglaterra y América, los cuales le proporcionan aromas a frutas tropicales y sabor amargo, sobre todo al final del trago. Las maltas usadas son de trigo y Pale Ale, que le dan un punto picante al sabor, que hace un buen contrapunto con el amargo.

En conclusión, sírvete esta birra en tu mejor vaso de pinta y disfruta de sus 6,7% ABV mientras lees con atención su cuidada etiqueta y te vas quedando con los detalles de una buena cerveza.

“Mi opinión en un Tweet:” Cerveza agradable para beber a cualquier hora, como aperitivo o con la comida. Nota: Notable.