Boon Faro

Como bien sabréis, las Faro son un estilo de cerveza de fermentación espontanea basado en las Lambic. En este caso, la cervecería Boon envejece y madura las Lambic, mezclando al 50% cerveza joven (meertsbier) y vieja y le añade azúcar y especias.

Así, queda una cerveza de color oro oscuro, limpia pero cobriza, como oxidada. La cabeza de espuma es blanca, no muy abundante, pero mantiene una capa fina y elegante, pegajosa en el vaso.

El aroma es leve, un poco a fruta “pocha”, manzana o pera, quizás; mezclado con caramelo de azúcar. En boca es acidulce, pero suave. De las más ligeras que hemos probado de este estilo a la hora de beber.

Por eso esta cerveza de 5% ABV entra tan bien. Y por eso recomendamos beberlas en los vasos alargados en los que se suelen beber estos estilos de cerveza “ácidos” en su país de origen y nunca en porrón, como de ya hace un tiempo a esta parte se ha puesto de moda en España.

“Mi opinión en un Tweet:” Que te bebas un porrón de ellas no significa que debas beberlas en porrón. Nota: Bien.

El lechero que salvó un estilo de cerveza

El estilo de cerveza de trigo conocido como Witbier o Blanche era muy habitual en el norte de Francia y Bélgica. Desde la Edad Media hasta el siglo XIX gran cantidad de cerveceras de esta región la elaboraban y a sus gentes le encantaba. Pero al llegar el siglo XX y la proliferación de las “rubias”, las cosas cambiaron y este estilo se dejo de fabricar quedando en el olvido para muchos.

Pero no todo el mundo pudo olvidarla y aquí entra en acción el que podría ser el héroe de nuestro comic cervecero. Un lechero amante de la Witbier que no pudo permitir que esta cayese en el olvido para el resto de la eternidad, Pierre Celis.

Este hombre creció trabajando en la granja ganadera de su padre (y ayudando en la cervecería de su vecino) y tras casarse se hizo lechero, pero la misión de salvar este estilo que les gustaba y ya no se hacía le hizo convertirse en cervecero. Diez años después de que la última cervecera que producía esta cerveza cerrase, Celis decidió abrir su cervecera y elaborar una Witbier que bautizaría con el nombre de la ciudad de Hoegaarden.

Tras un incendio en los 80, debido a que no tenía nada asegurado, se vio obligado a vender su cervecera a lo que fue InBev, marchó a los Estados Unidos donde en Texas construyo otra fábrica cervecera que tuvo mucho éxito con su “Celis White”, la cual termino también perteneciendo a SAB Miller (que hoy en día, como sabéis, pertenece también a AB InBev).

Pierre regresó a Europa y colaboró con otros cerveceros siguiendo así con su misión de rescatar estilos del olvido (o incluso crear alguno nuevo). Nos abandonó al fallecer en abril del 2011, pero el legado que dejó continúa y gracias a él podemos seguir disfrutando de este estilo belga tan refrescante para el verano.

Hoopla Beer Festival

Los días 16, 17 y 18 de septiembre tendrá lugar en Barcelona la primera edición del Hoopla Beer Festival. Este evento tiene cierto parecido con otros grandes festivales celebrados en el norte de Europa. Nos viene en mente la Copenhagen Beer Celebration, por ejemplo. En este tipo de festivales, no se paga por cada cerveza a tomar, sino que existe una tarifa plana y cerveza ilimitada dentro de un tiempo limitado. En este caso, se podrán probar todas las cervezas que se quieran durante las cuatro horas que dura cada sesión.

Según se informa en la nota de prensa, cada una de las 30 fábricas ofrecerá dos cervezas diferentes en cada sesión (y habrá cuatro: viernes de 17 a 21, sábado de 12 a 16 y de 17 a 21, y finalmente domingo de 12 a 16.) Esto significa que quien ose comprar el paquete para todo el fin de semana tendrá la posibilidad de probar unas 250 cervezas. La copa será de 12 cl., aunque suponemos que el factor “buffet libre” hará que se pueda ser flexible con la cantidad servida.

El Jardín del Lúpulo va a estar ahí. Estamos entrenando el hígado con cerveza con mucho alcohol como esta, para poder aguantar el atracón de buenas cervezas que nos esperan. Desde Hoopla nos han informado de algunas de las cervezas que podremos encontrar. ¡Tenemos la primicia de varias de ellas, así que prestad atención! Para empezar, hemos hecho un compendio de algunas de las potenciales mejores cervezas que podremos encontrar en el festival. Ponemos “potenciales” ya que muchas no tienen ni ratings en webs especializadas todavía. En EJDL nos gusta ir a la aventura, y dar de alta nuevas cervezas en Untappd. Bueno, esto último nos da pereza. Preferimos que lo hagan otros mientras nosotros lubricamos las amígdalas, que diría Steve Huxley.

Noa Pecan Mud Cake (Double Barrel), de Omnipollo, es una de las cervezas que más nos llaman la atención. Con barrica de Whisky y Coñac, puede ser una Russian Imperial Stout muy interesante. Otro petróleo que podremos probar será la 70K de Against the Grain, que básicamente es su 35K con la receta doblada (más o menos). Recordamos buenas reviews de esta, así que la 70K habrá que probarla sí o sí. Hop Venom de Boneyard puede ser una buena bomba de lúpulo, veremos si es mejor esta o su Triple IPA, que poca gente ha probado todavía. En lo ácido, comprobaremos si BFM sorprende una vez más a su habitual y fiel público con su Abbaye de Saint Bon-Chien en versión Grand Cru. Finalmente, el Becario quiere probar la Lilac de Brekeriet, una Sour con infusión de esta flor típica primaveral cuyo olor le fascina. El problema para él será que si logra probarla, deberemos borrarle a continuación los recuerdos, ya sea obligándole a beber hasta el olvido o usando esto. Nuestra conocida filosofía como blog es la de no malacostumbrar a los becarios para que nos sigan siendo fieles, así que esperamos que funcione el aparato.

Además de estas cervezas que nos han llamado la atención, hay otras muy interesantes. Algunas conocidas, algunas no. Destacamos algunas a continuación. Esto es una pequeñísima muestra de lo que habrá en el Hoopla: Brewski (Pango IPA, Passionfeber), Loverbeer (Saison Serpilla, Papessa, Saison Ouvrier), Brekeriet (Swedish Chef, Sur Kaskad, Sourbon), La Pirata (Black Block Bourbon BA), Boneyard (Skin & Bones Session IPA Citra, RPM IPA, Diablo Rojo American Red Ale), Against the Grain (Kentucky Ryed Chiquen, Citra Ass Down, Kamen Knuddeln), BFM (La Meule, Saison Grape, Saisonv255).

Si os ha picado el gusanillo y queréis venir con nosotros, podemos ofreceros un descuento del 15% tanto en el precio de los pases de una sesión como si cogéis el finde completo. Solamente tenéis que introducir el código JARDINLUPULO al realizar vuestra compra en la web www.hooplabeerfestival.com. ¡Salud y nos vemos allí!

Actualización: Evento cancelado por los organizadores por falta de respuesta administrativa a la petición de permisos. Parece que este tipo de eventos están gafados, pero ya es mala suerte que se cancele justo al día siguiente de hablar de ello. Esperamos que se reorganice y convoque de nuevo próximamente.

Hacker-Pschorr Münchener Gold

Tras la rápida estancia por Alemania que os contaremos en breve, queremos reseñaros una cerveza de la marca de las dos hachas y la estrella. Es su cerveza Munich Gold, un pelín más potente que su Helles clásica.

El color es, obviamente, dorado. Pero dorado de oro puro, brillante y limpio. Con una cabeza generosa de espuma blanca y burbuja esponjosa. Tiene buena presencia y apetece beberla al ver la jarra llena.

Además, desprende un leve pero agradable aroma maltoso, a grano. En boca es maltosa pero no dulce, ya que entra ligera y equilibrada, con un amargor justo y especiado. Eso sí, se deja notar su cuerpo y densidad llenando la boca sin empalagar.

Vamos, que es una buena cerveza de estilo “cerveza”. Ya sabes, “cerveza-de-toda-la-vida”, pero bien hecha. Que le puede gustar a tu abuelo, vamos. Y a ti. Y tiene 5,5% ABV, que no es mucho y permite beberla en jarras (o por jarras).

“Mi opinión en un Tweet:” La esencia del oro de Múnich en una botella. Nota: Bien alto.

Opinión: Mejor del mundo bla bla bla

El otro día, nuestro Becario Marc, en una escapada desde el sótano hacia el luminoso exterior, en el que aprovechó para dejar de beber la bazofia infecta con la que le solemos torturar, intentó beber algo bueno. Se ve que quiso probar una de las cervezas “mejores del mundo”, y los resultados al buscarla le hicieron compartir un gran tocho de texto en sus redes sociales personales.

Como la lectura nos pareció interesante, queremos compartirla con vosotros, amigos Jardineros, para que opinéis también. Así que la cortipegamos, tradujimos y aquí esta, íntegra y sin censurar:

“La mejor cerveza del mundo es española. De Xátiva, concretamente. Artesana, de triple malta y doble fermentación natural, La Socarrada ha conquistado a paladares de todo el mundo gracias a su original personalidad [...]” Este es un texto copiado íntegramente [enlace] del diario Expansión, de reconocida fama dentro de los círculos mercantiles.

"La mejor cerveza Pilsen de Europa - San Miguel 1516" [enlace] es un titular tan ofensivo que debería ser considerado injuria contra la inteligencia colectiva.

"Cruzcampo Gran Reserva, la Mejor Cerveza del Mundo" [enlace] también es un titular que puede encontrar en muchas fuentes, simplemente poniendo "Cruzcampo mejor cerveza mundo" en Google.

Hay centenares de noticias como esta. Cada vez que un brebaje mediocre recibe un titular de esta clase, una cría de gatito se destripa sin querer con un alambre de espino oxidado.

The Beer Times (176)

Dominical de noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Resacosos o no, hoy es nuestro deber votar. Eso, y haceros llegar el dominical de los enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (23)

¡Hoy celebramos que se nos casa un Jardinero! Y es que al final, todos caemos. Como encontremos una chica que aguante nuestras manías y que acepte que vamos a quererla casi tanto como a la cerveza… el resultado es inevitable.

Por eso hoy estamos de fiesta y no podéis pedirnos más que que dediquemos todo nuestro amor a las dos cosas más importantes en la vida de un amigo. ¡Aunque os aseguramos que sólo compartimos la cerveza!



Hoy, Presentación de la MatMor Elephant’s Choice IPA

Este fin de semana lo tenemos a tope. Hoy, como ya os dijimos, se presenta en sociedad la MatMor Elephant’s Choice IPA; la cerveza que ganó el IV Concurso Homebrewer organizado por El Jardín del Lúpulo y La Tienda de la Cerveza y de la que se elaboró un lote de 2.500 litros en Arriaca.

Es a las 7 de la tarde en La Tienda de la Cerveza (calle Ruda nº 12, Madrid) y es necesario confirmar previamente asistencia por teléfono (91014339), debido a la alta demanda y al limitado espacio.

Como queremos que os paséis si os viene bien, no os vamos a contar mucho más por aquí y vamos a dejar de escribir. Que sean sus autores en persona los que os lo cuenten si os acercáis...

Y mañana...

Black Isle Organic Hibernator Oatmeal Stout

El otro día comentábamos una cerveza ecológica (en inglés, “orgánica”) y nos quejábamos del bajo nivel que suelen tener en el apartado organoléptico. Como algún lector nos lo comentó, y queremos defender los productos derivados de la agricultura ecológica, hemos buscado una cerveza que lo cumpla y sí que sea altamente recomendable.

Y hemos encontrado esta Hibernator (que pese a tener nombre de Doppelbock alemana, es una Oatmeal Stout escocesa). Y, claro, las negras nos encantan, lo sabéis. Aunque esta no sea del todo opaca y tenga brillos rojos cuando la miras bajo la espuma de color hueso, pegajosa aunque no muy abundante.

En aroma destacan las maltas tostadas y las notas de chocolate. En boca es amarga pero fácil de beber, con menos chocolate y algo de café y regaliz. El amargor equilibrado del lúpulo inglés hace que disimule bien su 7% ABV y entre fácil.

Por lo que si bien recomendamos esta cerveza como una buena cerveza hecha con ingredientes ecológicos, también debemos recomendaros beberla con cuidado y moderación. Y acompañarla de, tal y como sugieren, tarta de queso.

“Mi opinión en un Tweet:” No, no todas las “organic” no nos gustan. Esta merece la pena. Nota: Notable.