Debate: “Nuevas” Cerveceras

Hacía mucho que no nos salíamos del tiesto. Habitualmente, cuando vamos a una feria (o tienda), solemos comprar cosas sólo de marcas conocidas y asentadas en el panorama cervecero artesano español. Pero, este fin de semana en la feria de Sebulcor, poseídos por no-se-qué espíritu aventurero y optimista, decidimos dar una oportunidad y probar al menos una cerveza de todas las fábricas “nuevas”, con las que no habíamos coincidido con antelación.

Así, tras dar una ronda primera de valores seguros en la feria (San Frutos, Falken, Bizarra, Bresañ, etc.), nos fuimos a explorar territorios ignotos. ¡Y vaya que si había dragones! Todos los errores que se cometían al empezar a expandirse este mundillo, se siguen cometiendo por los nuevos. De ocho marcas “desconocidas” que había, seis vasos se fueron al fregadero. Záncara, Exulans, Gabarrera, Enigma, Boebirra y La Barbuda (además, estas dos últimas, vendidas sin RGSA). Cervezas ácidas, descompensadas, contaminadas, sin fuerza, etc. Problemas con las líneas, con los grifos, con los lotes, ...

Las únicas que se salvaron un poco fueron de Alea Jacta y la Brown de Enigma. Todo lo demás nos recordó por qué hace tiempo quitamos el voto de confianza a las nuevas y dejamos de apoyar con nuestro dinero a las fábricas emergentes. Si quieren experimentar y aprender, adelante, pero no con nuestra pasta y menos al mismo precio que los que sí pagan impuestos y dan un buen producto.

Por no hablar de las explicaciones que dan, vagas e incoherentes. O las excusas y medio-mentiras para ocultar el lugar de fabricación real . Vamos, que ayer recordamos lo peor del movimiento cervecero “en pañales”: mucha caca maloliente que hay que cambiar. (Que no quita que la feria estuviese divertida, la comida vegana rica, y los cerveceros ya conocidos excelentes, ojo; pero lo nuevo… ejem). Vale, y hasta aquí la explicación. Ahora queremos saber vuestra opinión. ¿Probáis el producto nuevo a la aventura? ¿O esperáis a tener opiniones para saber si merece la pena gastar el dinero? ¿Os arriesgáis más en ferias o en botellas? ¿Cómo veis a las nuevas fábricas que salen en vuestro entorno?

The Beer Sun (33)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Poneos a la sombra, que sigue haciendo calor. Aprovechad para hidrataros bien y leer enlaces sobre cerveza.

Ferias Cerveceras en Julio 2015

Otro mes más, volvemos con la sección que, entre las cosas anunciadas en el calendario de eventos cerveceros, remarca o selecciona las que tenemos intención de asistir (por si os cuadra y os apetece acercaros e invitarnos a una cerveza, claro, jejeje).

Este mes, por ejemplo, empezando hoy mismo, sábado 4, iremos a Sebulcor, una feria de cerveza y comida veganas (todo apto para gente que no consume nada procedente de animales).

La semana que viene, sábado 11, iremos si todo nos cuadra a Ampudia, que es un clásico habitual en nuestras vacaciones estivales, como bien demuestra este vídeo de hace ya dos ediciones.

Y luego, a finales, el fin de semana de la fiesta de Santiago, se está organizando un evento en León al que iremos seguro. Pero del que todavía no hay información oficial (lamentablemente, como nos quejábamos). ¡Pero merecerá la pena, así que reservad la fecha!

Charles Quint Blonde Dorée

Esta cerveza, también llamada Keizer Karel Goud Blond, está elaborada por la cervecería Haatch tomando como nombre el del emperador ese tan cervecero, que compartíamos (en nuestro caso como Carlos I) con Alemania y el resto del Sacro Imperio Romano Germánico. Nacido en Gante y por lo tanto, gran bebedor de cerveza.

De las cervezas que hace Haatch bajo esta denominación, hoy vamos a comentar la Blonde Dorée. Y claro, es rubia, como se podía esperar. Es más, es rubia dorada. ¿A que no te lo esperabas? La Espuma es blanca, compacta, pero no muy abundante.

El aroma es leve, frutal y especiado, con muchas notas de levadura belga. Y en boca es dulce, con sabores ricos a maltas, galletas y especias. El final es más seco, con ligeras notas amargas.

Vamos, que esta cerveza rubia de 8,5% ABV (ojo que no es moco de pavo) se puede beber bien en cáliz, y acompañar de pescados o tempuras vegetales, así como de quesos. Y come bien, que si no te emborracharás.

“Mi opinión en un Tweet:” Puede ser la primera o la quinta; depende dónde y cuándo la bebas. Nota: Bien bajo.

St. Erhard Original

Con una botella que llama la atención al ser transparente, esta marca de Bamberg (Alemania)pretende seducirnos. No obstante, ya sabemos que el cristal marrón de las botellas no lo es por capricho. Lo es porque filtra los rayos de ciertas frecuencias de luz que dañan los lúpulos provocando malos aromas. Así que para alguien que más o menos conoce el mundo cervecero, una botella transparente es casi un anti-reclamo. Por suerte, indagando, leemos que esta botella viene barnizada con una pintura que también filtra estos rayos. Curioso.

La marca se auto-define como "lujosa", y exporta en grandes cantidades. Pero bien, quitando todo el tema marketing, veamos qué queda en la cerveza en sí.

El color es sencillo de discernir a través de la botella: a caballo entre el oro y el cobre. La espuma es de color blanco, y no dura demasiado. Su olor es a caramelo, toffe y pan. A nivel de maltas, es muy parecida en aroma a una pale ale inglesa, pero sin el carácter de la levadura ale. En el sabor se hace notar también el caramelizado, y un fondo lejano de hierba. No se parece mucho a una kellerbier "por definición".

De todas maneras, es una cerveza económica y rica, que pasa la sed y no desentona con sabores aportados por adjuntos de batalla. Y es que esta cerveza con un 5% ABV presume de seguir la Reinheitsgebot (ley de pureza alemana).

“Mi opinión en un Tweet:” Un buen diseño con una no mala cerveza. Nota: Bien alto.

Reformas Veraniegas

No, no os preocupéis. No cerramos por vacaciones. Este blog no cierra bajo ninguna circunstancia, ni siquiera en la última huelga de becarios, que se saldó con tres muertos (y enterrados en el sótano, donde permanecen, salvo que los actuales los hayan “maridado” con alguna de las cervezas que les arrojamos); mucho menos en verano.

Pero vamos a aprovechar estos dos meses para plantear algunos cambios a nivel informático en el blog, en cuanto a gadgets y cosas así, y tal vez un poco en cuanto a disposición (o incluso alojamiento). Y vamos a intentar tenerlo listo para septiembre. Decimos intentar, porque lo nuestro es beber cerveza y hacer el tonto. Nuestro nivel de informática no va mucho más allá del “¿Has probado a apagarlo y volverlo a encender? ¿Ha comprobado que esté enchufado?”. Así que no podemos prometer mucho.

Pero introduciremos algunos cambios paulatinamente. Por ejemplo, valoramos incluir un gadget de Twitter. O uno de “las entradas más visitadas”. O un contador de visitas. Y botones de compartir en las entradas. ¿Qué os parece? Ah, claro, y otras cosas que nos propongáis. O que nos aviséis si no funcionan, mientras publicamos de manera regular.

Aceptamos todo tipo de sugerencias o ayudas. Incluso estaríamos dispuestos a explotar a algún becario informático que se ofrezca voluntario (el pago es en latigazos y cerveza, no en proporción similar, y puedes “opositar” usando el viejo test que hicimos o mandándonos un email). El objetivo es que, dentro de unos meses, el blog funcione mejor y sea más completo. ¡Para vosotros!

Pizza Port Chronic Ale

En 1987, los hermanos Gina y Vince Marsaglia, compraron un establecimiento de pizza en California. En la parte libre del almacén, Vince empezó a fabricar su propia cerveza, pero llegó un momento en que fabricaban tanta cantidad que por fin, en 1992, tuvo que convertir el establecimiento en un brewpub.

Hemos podido probar una de sus cervezas, que ha cruzado el charco, la Chronic Amber Ale, envasada en lata de medio litro. Al servirla no genera apenas espuma, se queda en una línea fina (puede ser debido al largo viaje por no poder probarla en su lugar de origen, o que sea así). Tiene color cobre dorado y es totalmente traslúcida.

El olor es muy suave con toques a caramelo y a cítricos. Es una cerveza fácil de beber y poco amarga, pese a llevar lúpulo Liberty (donde antes llevaba semillas de marihuana), y con matices en el sabor muy parecidos a su olor, predominando el sabor dulce a caramelo. Su facilidad para beberla se debe en gran parte a la baja carbonatación y cuerpo medio.

Prepara un vaso Shaker de tamaño grande para el medio litro de cerveza con 4,9% de ABV. Va bien para acompañar una pizza, para lo que fue creada inicialmente; eso sí, con una lata tienes suficiente para pasar toda la comida.

“Mi opinión en un Tweet:” Una cerveza simple de la que venden grandes cantidades debido justo a esa simplicidad. Nota: Bien alto.

Debate: Publicidad de las Ferias

Como suele empezar esta sección: “Erase una vez…”, digo “El otro día comentábamos en un bar…”. Y es que, os recordamos que estos debates suelen ser debates de barra de bar, que traemos al blog para conocer la opinión de, vosotros, nuestros lectores.

Pues, como íbamos diciendo, el otro día comentábamos en un bar que teníamos la impresión de que últimamente las ferias y eventos se promocionan menos. Que hay muchos (cada vez más), pero no tienen presencia en blogs y redes sociales hasta la misma semana del evento.

Son pocos los que, con una previsión superior a quince días, te ofrecen, no ya información completa sobre expositores o actividades, si no, en muchos casos, siquiera un cartel o evento en Fb o algo que te informe.

¿Vosotros tenéis esa misma sensación? ¿Se os ha pasado algún evento cercano por no haberos enterado hasta que ya era tarde? ¿A qué creéis que se debe? (Organizadores de ferias que nos leéis, vuestro punto de vista será muy apreciado).

The Beer Sun (33)

Dominical de verano con noticas sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Con la llegada del verano, alternamos a la cabecera refrescante, pero igualmente llena de enlaces sobre cerveza.